Beneficios de ser Responsable con el Medioambiente

Diversos son los ejemplos que muestran cómo, junto con asegurar el goce de los recursos naturales para las futuras generaciones, estos «ciudadanos corporativos» pueden perfeccionar su producción, abaratando costos y elevando la calidad de su oferta. La valoración de los productos, procesos y servicios de los negocios se ve a través de la eliminación de desechos y emisiones; del aumento de la eficiencia y la productividad de todas las tarifas y recursos, y de la reducción de prácticas anti-ecológicas.

En suma, la responsabilidad medioambiental se ha transformado en un valor neurálgico para los negocios en todos los niveles de las operaciones. Y la necesidad de contar con un entorno limpio, es hoy un beneficio tangible. Los resultados que trae este tipo de desempeños se pueden clasificar en tres aspectos: financiero, productivo y corporativo.

Financiero
Numerosos estudios han demostrado que las compañías con fuertes récord ambientales, experimentan desempeños financieros superiores.

El Índice del Grupo de Sustentabilidad Dow Jones reveló que las compañías que se focalizan en un «triple bottom line» de sustentabilidad económica, medioambiental y ética, dejan fuera de competencia a otras compañías en el mercado. En una reciente comparación de los mejores 6 desempeños medioambientales en la industria química, se encontró que los máximos desempeños ambientales produjeron un retorno anual de un 9,2% al año, más alto que el grupo de prácticas medioambientales pobres.

Un estudio realizado durante dos años por The Performance Group, un consorcio de 7 compañías -industrias Imperial Chemical, Volvo, Unilever, Monsanto, Deutsche Bank, Electrolux y la aseguradora German Gerling- concluyó que el compromiso con el mejoramiento ambiental y el desarrollo de los productos ambientalmente amigables, puede aumentar las ganancias de la compañía e incrementar los beneficios del consorcio. También reveló que las estrategias sustentables están adquiriendo mayor importancia en el logro de contratos o en la aprobación de inversiones en mercados emergentes.

Un reporte de 1998, realizado por el Instituto Aspen, reveló que más y más dinero de inversión se está desplazando hacia empresas con buen manejo medioambiental, y por ello algunas aseguradoras y prestamistas están empezando a ajustar sus tasas selectivamente, basados en criterio medioambiental. Existen cientos de estudios de caso de compañías que han bajado drásticamente los costos a través de la reducción de desechos, la eficiencia energética, la prevención de
la contaminación y la productividad de los recursos.

Productivo
Varias compañías han utilizado su compromiso medioambiental para estimular la innovación al interior de sus organizaciones y entre sus proveedores, a través de la aplicación de principios medioambientales de ética empresarial en el diseño y producción de los productos. En algunos casos, esto ha conducido a prácticas más eficientes o a productos completa- mente nuevos. Por ejemplo, la Corporación Soy Works, con sede en Illinois, ha desarrollado un plástico biodegradable hecho a partir de semillas de soya. El material acaba descomponiéndose en 10 a 14 días, convirtiéndolo en un candidato ideal para productos como los contenedores de comida rápida desechable.

Algunas iniciativas ambientales han mejorado la productividad de los trabajadores y han reducido los errores y defectos. Por ejemplo, VeriFone (Costa Mesa, California), una fábrica de equipos electrónicos, alcanzó significativos avances en productividad (menos errores y menor ausentismo laboral) desde que incorporó aspectos ambientales en la expansión de un depósito y facilitó la manufactura. Las medidas de eficiencia energética, junto al incremento en el acceso del trabajador a la luz natural, y al uso de materiales de construcción no tóxicos, consiguieron ahorrar cerca de 110 mil dólares anuales en costos energéticos; disminuir en un 40% el absentismo laboral, y mejorar en un 5% la productividad.

Corporativo
Las compañías han utilizado la responsabilidad social empresarial ambiental como un peldaño para aumentar su reputación o imagen corporativa, la cual, por otro lado, ha sido publicitada tanto para incrementar las ventas, como para atraer capital de inversión y socios comerciales. En los Países Bajos, la participación de los televisores ITT Nokia creció en un 57% y sus ingresos brutos en un 73%, luego de aparecer como «la mejor compra» en una revista de consumidores. Esta calificación se explica sobre la base del adecuado consumo de energía, el reciclaje y el uso reducido de materiales peligrosos.

En Estados Unidos, los consumidores gastan cerca de 110 billones de dólares anuales en productos que ellos identifican como «social o ambientalmente progresivos». Además, las compañías que integran los factores ambientales en sus decisiones de negocios, empiezan a cosechar premios en las instituciones financieras y en las compañías de seguros, de acuerdo a un informe de 1999 realizado por el Instituto Aspen.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s